Breaking News

Mitos sobre los trenes en Japón

mitos-del-tren-en-japon

Los trenes japoneses son famosos en todo el mundo por ser de tecnología punta, por su alta velocidad y porque se dice que los pasajeros viajan en su interior como si fueran bloques del Tetris.

Seguro que, en alguna ocasión, incluso has llegado a escuchar que cuando un tren se retrasa en Japón, es algo tan poco común y tan deshonroso para el conductor que éste se disculpa ante todos los pasajeros con una reverencia, uno por uno. ¿Puedes imaginar el retraso con el que saldría el siguiente tren, si el conductor debe esperar a terminar todas las reverencias?

En Occidente, el país nipón suena como un lugar extraño, lejano y exótico. Y se suele dar por cierto todo lo que se escucha, sin realizar ningún tipo de contraste previamente a difundir los “hechos”.

En este post, vamos a desmentir algunos de los mitos más extendidos del ámbito ferroviario.

No todos son trenes bala (shinkansen)

Tenemos la imagen de que todo lo que encontramos en Japón es nuevo o está cuidado hasta el infinito. Sin embargo, también hay trenes con muchos años, mucha tralla y, aunque no parezcan los maltratados trenes de las cercanías de RENFE, también encontrarás en el país del sol naciente ejemplos a los que no les deberían quedar muchos años de uso. Incluso, con diseños anticuados, con asientos realmente pequeños y rígidos, o con un respaldo de 90 grados que hace imposible sentarse de manera cómoda.

Eso, sí: la ventaja es que todos estos son más baratos que los trenes bala.

Los pasajeros no van siempre como sardinas en lata

¿Cómo estaba la plaza? Abarrotá. Pues no todos los trenes japoneses no lo están.

Sé que esto es lo que se suele decir, lo que se suele vender. En los medios, vemos a la gente apretujada en un vagón de tren (¿y a quién no le ha pasado esto en España?), a un “empujador” oficial, hemos escuchado historias sobre personas que nunca se pudieron bajar en su parada porque había demasiada gente entre ellas y la puerta…

Puedes imaginarte el motivo: no es lo mismo subir a un tren en Tokyo en hora punta, que en una ciudad más pequeña, como Nagasaki. Dependiendo de la zona y de la hora, incluso podrás escoger sitios en los que sentarte.

Y aunque existen “empujadores” profesionales que se encargan de que todo el mundo quepa en el vagón a base de presión, suelen dejarse ver en hora punta, en los trenes más concurridos. Es decir: no siempre están ahí.

No todos los trenes tienen vagones exclusivos para mujeres

Mientras hoy en día podemos encontrar en escenarios como Twitter extensas y acaloradas discusiones sobre si deberíamos tener en España vagones exclusivos para mujeres y todo lo que esto, aparentemente, nos afectaría como sociedad, existen desde el 1912 en los trenes en Japón.

Los incidentes con pervertidos se dan más a menudo en trenes de las grandes ciudades como Tokyo, y especialmente, cuando van muy llenos. Por ejemplo, la línea Sakyo, que conecta Tokyo con la prefectura de Saitama, tiene fama de ser una de las favoritas de los acosadores.

Es complicado determinar de manera concreta cuáles son los trenes que cuentan con estos vagones. Algunos, se dejan ver en hora punta, entre las 7:30 y las 9:30 a.m., mientras que otros, aparecen en distintos horarios.

Y pese a que muchos trenes en Japón cuentan con carteles anti acoso, desde luego, no se trata de una medida suficiente para evitar este tipo de incidentes.

Los trenes en Japón no siempre son puntuales

¿Seguro? Piénsalo bien. En Japón, hay época de huracanes. Los terremotos son algo más o menos habitual. Y esto le puede pasar factura al funcionamiento del sistema de transporte de Tokyo, por supuesto.

En zonas rurales, por otra parte, es mucho más frecuente que la lluvia, el viento, un accidente o el paso de animales puedan afectar a la puntualidad de los trenes en Japón.

Sin embargo, el paso de los trenes en Tokyo es similar al de nuestro metro. Es decir: la frecuencia de trenes de las líneas principales, como la de Yamanote, puede llegar a ser de entre 3 ó 5 minutos. Por este motivo, si un tren se retrasa, no vas a llegar tarde al trabajo si el siguiente pasa en tan sólo 3 minutos.

A no ser, claro está, que hayas salido tarde de casa. Pero seguro que también habrás escuchado la impuntualidad es imposible en una persona japonesa.

¡Comenta con tu Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *