Qué debes hacer en un Onsen

Si tienes pensado viajar a Japón, seguro que no te quieres perder la experiencia de bañarte en un onsen, es decir, un baño de aguas termales.

Japón goza de onsen (温泉) naturales gracias a que cuenta con numerosos volcanes en todo el país; según la Agencia Meteorológica de Japón, había un total de 108 volcanes activos en el 2013. El agua caliente viene dada por la creación natural de fuentes termales geotérmicas.

Como curiosidad, no debemos confundir los onsen con los sento (銭湯), locales de baño públicos que emplean agua caliente del grifo.

En cualquier caso, si tienes pensado visitar un onsen, debes saber que hay una serie de normas que deberías cumplir. Por supuesto, es posible que, al ser un extranjero, los japoneses te permitan determinados comportamientos -siempre y cuando no te pases de la raya-, pero lo ideal es que conozcas de antemano una serie de cosas que deberías evitar.

Entrar por la puerta adecuada

Aunque algunos baños termales son mixtos (konyaku: 混浴), lo cierto es que la mayoría tiene zonas separadas para hombres y mujeres. Sabrás adónde tienes que ir porque en la puerta de cada zona, o mejor dicho, en las cortinas, encontrarás el kanji de mujer () y el de hombre (). Además, en muchas ocasiones, también podrás ver en ellas las palabras man y woman, pues los japoneses bien saben que cada vez hay más turistas deseosos de vivir esta experiencia.

En algunos onsen, podrás disfrutar con toda la familia. Pero, por lo general, no es el caso

Desnudarte por completo

Por lo general, no puedes bañarte con nada de ropa en un onsen. Ni siquiera, en ropa interior o bañador. Debes hacerlo en completa desnudez.

Antes de salir a la zona de los baños termales, te encontrarás en un vestuario donde desnudarte y colocar tu ropa y tus pertenencias en cestas o en taquillas, así que te recomendamos que lleves contigo monedas de 100 yenes por si acaso. Y no te preocupes por la llave de la taquilla, pues suele ir acompañada de una pulserita que puedes llevar contigo al agua.

Aquí, también puedes -y deberías- hacerte con una toalla pequeña que te ayudará a tapar tus partes íntimas en tu camino al agua, pero que deberás quitarte antes de sumergirte.

Lavar tu cuerpo

Otra norma a seguir es lavarte concienzudamente antes de bañarte en las aguas termales. La mayoría de onsen cuentan con duchas que proporcionan al usuario jabón y champú, e incluso, a veces, acondicionador. Aunque, si lo prefieres, puedes llevar tus productos de viaje en un neceser y utilizarlos.

Asegúrate de haberte secado bien antes de volver al vestuario.

¡Recuerda salir del agua!

Probablemente, en tu primera vez en un onsen, querrás quedarte en el agua durante el mayor tiempo posible. Además, la sensación de tranquilidad y placer es algo que querrás conservar al máximo.

Sin embargo, cuando pasas demasiado tiempo así, por lo general, llega un punto en el que empiezas a sentir mareos. Si llegas a esto, es demasiado tarde. Lo ideal es que intentes salir antes de llegar a esta situación, pues tu experiencia no será tan placentera.

Sécate antes de volver al vestuario

No puedes entrar chorreando. Para secarte, puedes usar la toalla que llevas. No hace falta que te seques al máximo, pero sí lo suficiente para evitar mojar el suelo.

De vuelta en el vestuario, puedes usar una toalla grande que hayas traído por tu cuenta o que hayas alquilado previamente en el onsen para terminar de secarte. Algunos sitios también cuentan con ventiladores e incluso secadores de pelo que puedes utilizar.

Otras cosas que no puedes hacer

Básicamente, esto es lo que debes saber sobre las normas de comportamiento en los onsen. Aunque también te vendrá bien echar un ojo a esta imagen sobre lo que no está permitido:


(Por favor, hazme saber si eres o conoces a la persona a la que pertenece
la autoría de esta imagen)

Además, recuerda que no puedes entrar con comida o bebida, o con zapatos, ni puedes fumar. Tampoco deberías quedarte mirando a otras personas que se están bañando, ni puedes realizar contacto físico con ellas. Tampoco puedes llevar contigo tu teléfono móvil, así como tu cámara de fotos/vídeo -a no ser que no haya otras personas, en cuyo caso, no molestarás a nadie-.

Si conoces estas normas de etiqueta para los baños termales japoneses, no tendrás nada de qué preocuparte. ¡Disfruta de la experiencia!

¡Comenta con tu Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *